Please use "Google Translator" until the author' English translation is completed, or for other languages

 

Tratamiento de pacientes críticos


Como se ha indicado anteriormente, los tratamientos iniciales dentro del protocolo de manejo consisten en la administración de terapia de fluidos, un antiparasitario interno (antihelmíntico) y antiparasitario externo en caso de que el vencejo muestre ectoparásitos.

También se establece en este protocolo que en condiciones críticas relacionadas con la condición corporal (emaciación y caquexia) se siga un tratamiento antibiótico de espectro amplio (Ampicillin Trihydrate) por un periodo de 3 días.

 
Ampliar el tratamiento de este antibiótico puede ir en detrimento del pollo. Estas decisiones así como los tratamientos a seguir en condiciones particulares (heridas abiertas, gangrenas secas, traumas, problemas ojos, etc.) tienen que ser siempre prescritos y su evolución controlada por el equipo veterinario. Del mismo modo, éste establecerá las posibilidades de supervivencia y si es necesario decidirá el sacrificio del animal.

En el apartado "Rehabilitación", se enlaza con la página web de la Mauersegler Klinik en Frankfurt. La Dr. Christiane Haupt, con una amplía experiencia en la rehabilitación de esta especie, proporciona información para veterinarios relacionados con tratamientos específicos para vencejos.

 

Terapia de fluidos

En casos extremos, a pájaros con emaciación severa o caquexia se les administran fluidos durante las siguientes 48h a la recepción, en intervalos de 8-10 horas. Una dosis de 1ml para pollos entre 20-30 gramos y dosis reducidas proporcionalmente en pesos inferiores a los 20 gramos.

Estos polluelos se suelen mostrar pasivos, pero estas condiciones severas también pueden producir hiperactividad. La aplicación de fluidos SQ se alternará en los pliegues inguinales derecho e izquierdo.

Un refuerzo importante es la aplicación también de fluidos orales. El fluido se administra con extrema precaución y en dosis muy pequeñas y controladas (gotas en la comisura del pico) en intervalos frecuentes. La decisión de administrar fluidos subcutáneos SQ se hace para reducir los riesgos de que los fluidos administrados oralmente VO puedan pasar al trato respiratorio si el pájaro vomita una vez se coloca en su posición natural horizontal.

En este casos graves, es esencial un aporte de temperatura mediante una esterilla bajo el habitáculo. Este se coloca en un lugar tranquilo y oscuro. La manipulación del vencejo tiene que ser mínima y rápida.


Alimentación sólida

Se puede tener la tendencia de alimentar directamente a los polluelos al llegar al centro, sobretodo cuando piden comida. Pero a continuación de la administración de fluidos, sean casos leves o graves, se espera un tiempo prudencial hasta que el cuerpo haya absorbido los fluidos. En unas dos horas podemos iniciar la administración de alimento. 

Polluelos ingresados con hipotermia tendrían que recuperar primero la temperatura corporal antes de hacerles el aporte sólido. Algunos expertos también recomiendan que se estabilice primero el polluelo incluso antes de hacer el aporte de fluidos.


Siempre que sea posible, tendríamos que controlar los excrementos. Se aconseja no dar alimento sólido hasta que el polluelo recupere la temperatura corporal, se le haya hecho un aporte de fluidos y hayan depuesto los primeros excrementos. A lo largo de la recuperación, el aspecto de los excrementos nos da buenas indicaciones del estado y evolución de los polluelos. Para facilitar el seguimiento correcto, son aconsejables habitáculos donde convivirán no más de 4 pollos. De esta manera se hace mas sencillo detectar excrementos de aspecto sospechoso.

Un vencejo que sobreviva las primeras 24h, tiene muchas posibilidades de salir adelante.

Con los polluelos estabilizados, podemos hacer los primeros intentos de dar insecto. Iniciaremos la alimentación sólida administrando uno o dos gusanos de la harina o grillos. 

Los polluelos graves muestran debilidad extrema e inicialmente no mostrarán el comportamiento natural de pedir. Esto obliga que se tenga que forzar la alimentacións (ver sección "Alimentación"). Los polluelos mas grandes, ya volantones pueden haber perdido ya este comportamiento natural. Los polluelos volantones ingresados en condiciones graves muestran una recuperación más lenta, y es complicado que logren pesos finales similares a los que lograrán los pollos mas jóvenes que estarán más tiempo en rehabilitación.

La siguiente tabla muestra pesos medios obtenidos por individuos clasificados como pollos (<20dias) o volantones (>20días). En la tabla se muestran también los pesos finales medios logrados en cada categoría clínica.


taula_pesos

 

Serie de fotografías que muestran el aspecto en las diferentes fases de edad hasta que el pollo deja el nido 
(Commonswifts.org  Ulrich Tigges ©)

Una vez iniciamos la alimentación sólida, nos encontramos en muchas ocasiones que los polluelos vomitan el insecto. Como se explica en el apartado "Alimentación", puede ser más sencillo administrar grillo sin patas que gusano de la harina. El grillo con la cabeza por delante adquiere una forma de cápsula y hace mas sencilla la introdución de la comida garganta adentro.

De forma gradual iremos aumentando la cantidad de insecto, espaciando las tomas de alimento. Una vez el polluelo ya come sin problema, puede entrar a la cadena normal de alimentación, con tomas de alimentación cada 3h.

Una vez el polluelo empieza a aceptar el alimento y adquiere el comportamiento natural de pedir, la recuperación es espectacular. Un polluelo puede mostrar un incremento de peso de 7 gramos en un solo día!

Este pollo ingresó con un peso de 18 gramos, mostrando caquexia. Se le llamó "Drap", Trapo.


drap

 

A los pocos días empezó a pedir comida y se recuperó rápidamente. Fue liberado con 41 gramos.

Dim lights Embed Embed this video on your site

 

Problemas con las plumas 

A pesar de que el polluelo se recupere, recobre su energía y vaya recuperando la condición física, muchas veces el daño ya ha esta hecho.

En esta investigación queda demostrado que las dietas de pienso de gato y de carne de rata dan como resultado un plumaje muy pobre. La carne de rata ensuciaba el plumaje, dejándolo grasoso y de apariencia extremadamente pobre. El pienso de gato resultó en un plumaje que parecía más aceptable, aún así en las dos dietas aparecieron muchos casos de polluelos que durante el crecimiento no desenfundaban los cañones y se requería hacerlo manualmente, dejando bárbulas muy pobres y una pluma con estructura muy débil. Aunque el polluelo se empiece a recuperar milagrosamente, muchas veces ni la mejor dieta podrá recuperar el daño causado. Se han observado estos problemas causados por las dietas incorrectas, pero a veces el problema se muestra ya a la llegada al centro, o se hace evidente en pocos días incluso bajo la mejor dieta.

Sin duda, muchas veces los problemas con las plumas ya vienen causados en origen cuando el polluelo pierde todas sus reservas y se debilita en el mismo nido. Si el pollo no obtiene alimentación de sus padres (pérdida de atención de los padres ante los otros hermanos, abandono del nido por los padres, ...) empezará a usar sus reservas de energía, grasas y proteínas, para salir adelante en sus funciones vitales. Una vez agotadas sus reservas de grasa, empieza la catabolismo de las proteínas en un momento en que éstas son fundamentales para el desarrollo de los órganos vitales y músculos. Este catabolismo de la proteína muscular causa liberación de corticosterona endógena, elemento perjudicial durante el crecimiento de las plumas. Estudios demuestran que esta corticosterona liberada durante situaciones de estrés (en este caso restricción de comida) causa una disminución en el número de bárbulas, aumentando la distancia entre ellas y produciendo así plumas de estructura muy débil.

plomes_1

plomes2

 

Nos encontraremos pues polluelos que recuperen su condición física de forma espectacular, pero por desgracia mostrando problemas graves de plumaje. Las plumas débiles, rotas o con profundas barras de estrés imposibilitan la rehabilitación del vencejo. Sólo un injerto de pluma, en muchos casos de gran número de primarias y rectrices, pueden dar alguna opción al vencejo. Hoy, esta técnica sólo es llevada a cabo por la Dra. Haupt en Mauersegler Klinik en Frankfurt.

Asi pues, debemos tener claras las pocas posibilidades de supervivencia cuando estos problemas son evidentes.

Pensar que en un futuro podemos adquirir el conocimiento y aplicar la técnica puede ser interesante y alentador. Pero sin duda, la primera prioridad es dar a los vencejos una dieta correcta y asegurar que los vencejos que liberamos lo hagan en plena condición y tengan opciones de completar su viaje migratorio.

Probablemente, incluso de entre polluelos criados por sus padres solo un pequeño porcentaje sobrevivirá para reproducirse. Nosotros no podemos dar a los vencejos huérfanos lo mismo que les darían sus padres, pero tenemos que intentar emular a esos padres tanto como sea posible si queremos dar a estos vencejos la posibilidad de sobrevivir y reproducirse en un futuro.