Please use "Google Translator" until the author' English translation is completed, or for other languages

 

Alimentación de polluelos

La respuesta natural de los polluelos es pedir comida a los padres cuando llegan al nido, y lo hacen con una gran excitación para destacar frente a sus hermanos y así llamar la atención de los progenitores.

Un polluelo que no pide es ignorado por sus padres y condenado a morir.

Los polluelos se hacen notar ruidosamente, haciendo sobresalir cabeza y alas, e intentando ingerir lo que tengan cerca, a veces incluso la cabeza de alguno de sus hermanos.

pollets_demanant

Con este comportamiento, estimulado además por una dieta correcta y natural, la alimentación es sencilla para el criador.

Este comportamiento de pedir comida puede incluso alargarse hasta casi al final del crecimiento, cuando el volantón está ya a punto de ser liberado.

Pero a veces, durante estas últimas etapas, los polluelos piden con menos insistencia o dejan de pedir. Aunque esto ocurra, normalmente seguirán engullendo sin problemas los insectos cuando se los coloquemos en la boca.

En otros casos se niegan completamente a tomar comida, y puede que sea necesario forzar la alimentación para mantener el peso. Esto ocurre por ejemplo con los volantones o con los adultos llegados a un centro, que ya no piden alimento porque esperan tomarlo ellos mismos en el aire, o el caso de algunos polluelos en sus últimos días antes de abandonar el nido, que están ya ajustando la relación entre su peso y la fuerza de sus alas.

Incluso en casos graves, con polluelos que llegan muy debilitados, podemos encontrar dificultades para engullir los insectos.

En estos casos, podemos optar por dar grillos sin patas. Detrás de este consejo no hay una cuestión nutricional relacionada con la composición del insecto, sólo la facilidad de dar y engullir un insecto sin sus patas. Un grillo sin sus patas adquiere una forma de cápsula que facilita la entrada en la garganta del vencejo.

Intentaremos entonces ir dando uno o dos grillos cada toma, aumentando la dosis conforme el polluelo va aceptando el alimento. Se puede intentar cada hora.

Podemos incluso encontrarnos con que el vencejo vomita la comida. En estos casos, al menos hemos de intentar que tome un insecto cada hora, e ir incrementando a petición del vencejo.

donant_grill

Puesto que los gusanos de la harina han sido ahogados, y el resto de insectos descongelados, ya llevan un aporte de agua, con lo que no es en principio necesario dar agua a los vencejos junto con la alimentación.

Pero en días y ambientes de mucho calor, o con polluelos que llegaron deshidratados, o que no aceptan bien el alimento, se puede dar agua con unas pinzas, gota a gota. Cabe destacar, no obstante, que los polluelos graves o muy deshidratados deben estar bajo tratamiento de fluidos hasta que hayan sido estabilizados y comiencen a comer alimento sólido sin riesgo. 

Para alimentar al vencejo, se le toma con mucha suavidad en la mano. A las personas que les suden las manos, se les recomienda usar un pañuelo de algodón suave para sujetar al polluelo, evitando así ensuciarles el plumaje. A veces no es sencillo mantener al polluelo quieto, es importante hacerlo con firmeza pero con suavidad para no causar daño al plumaje, o incluso a las alas.

En otros casos, cuando el polluelo pide y come bien, se le puede alimentar sin cogerlo, usando las pinzas como harían sus padres con sus picos. En estos casos, como los polluelos pueden llegar a pedir con mucha excitación y movimiento, hay que tener cuidado de no dañarlo ni ensuciar el plumaje. Además, cuando hay más de uno, es preciso asegurarse de que todos coman lo suficiente.

Una vez el vencejo en la mano, se abre con cuidado el pico usando la uña de la mano libre, y se le mantiene el pico abierto usando un dedo de la mano que sujeta al polluelo, como se ve en la fotografía. Al abrir el pico, se hará siempre desde el lateral, nunca desde la punta, porque el pico del vencejo es muy frágil y podría romperse, y esta rotura puede tener consecuencias fatales.

Con unas pinzas de punta redondeada, se le coloca un puñado de insectos en la parte trasera de la boca, cerca de la garganta. Podemos ayudar empujando con el dedo que mantiene el pico abierto, que se retira inmediatamente para permitir al polluelo la deglución.

Esta operación se repite unas tres veces hasta que consideramos que el polluelo ha recibido bastante comida.

obrin_boca

donant_cuc

Como se ha dicho, este procedimiento ha de llevarse a cabo con mucho cuidado para evitar la rotura del pico del vencejo.

Nunca se debe abrir el pico tirando de las plumas que hay debajo, porque se las terminaremos arrancando, y no se debería liberar un polluelo sin plumas cobertoras, ya que la falta de cobertura térmica puede ser letal para un animal que vuela a alturas en las que la temperatura del aire es muy baja.

Los cuidadores con experiencia han de supervisar siempre a las personas que se inician en la alimentación de los vencejos.

 

Tomas y cantidades

Se han de definir horarios para las tomas. Para polluelos emplumados, se recomienda un mínimo de una toma cada 3 horas, con cinco tomas diarias  (8:00, 11:00, 14:00, 17:00 y 20:00).

En polluelos pequeños aún desplumados, o polluelos en estado grave, se han de ampliar las tomas, especiándolas cada 1:30 horas.

La cantidad de alimento puede variar en función de muchos factores, como la edad, la condición física, las proporciones entre los insectos utilizados,... Un polluelo de vencejo puede llegar a comer unos 20 gramos de insecto al día. En la naturaleza se ha observado que un nido con dos polluelos puede recibir diariamente 50 gramos de insecto por parte de sus padres.

Siempre que nos sea posible, se aconseja aumentar la alimentación diaria que se acaba de exponer, pero el peso final obtenido con cinco tomas ha originado pesos similares a los observados en el campo, siempre que en cada toma se suministre cantidad suficiente.

 

Saliva

Los polluelos al nacer tienen su sistema digestivo estéril. Los padres aportan la inoculación mediante la saliva, así los jóvenes capacitan su sistema inmunitario y obtienen la correcta flora intestinal. Pollos muy jóvenes llegados al centro posiblemente aun no han tenido la oportunidad de una capacidad plena, de la misma manera que los polluelos que puedan haber nacido de incubadora. Para evitar que estos polluelos seas susceptibles a infecciones que pueden resultar en la muerte, se recomienda el uso de vencejos adultos donantes de saliva. En varias de las tomas al día, alguno de los insectos puede ser pasado por la boca del adulto antes de ser dado al polluelo. De la misma manera se podría pasar por restos de excrementos del adulto antes de darlo al polluelo. El equipo veterinario debería asegurar que el donante es completamente sano, pudiéndose usar un adulto irrecuperable (con luxación) en buena condición física.

 

Videos de alimentación

Varios

Polluelos en la nacedora, alimentados con grillo cada 1h 30'.

Los polluelos se colocan en grupos, sobre un sustrato de papel absorbente.

Más adelante se le coloca material al que puedan agarrarse con sus garras.

Dim lights Embed Embed this video on your site

Polluelo pidiendo comida de forma excitada, mostrando el comportamiento normal y natural.

Este comportamiento debería ser el observado en todos los polluelos.

Los polluelos graves, con una dieta correcta, recuperan en poco tiempo este comportamiento.

Dim lights Embed Embed this video on your site

Los grillos se dan enteros, con cabeza y patas, excepto a los vencejos graves, en cuyo caso se eliminan las patas para facilitar la administración y evitar que vomiten.

  Dim lights Embed Embed this video on your site  

Pollos de vencejo real en un tanque de vidrio donde se mantienen con sus nidos originales.

Toma de alimentación con gusano de seda.

Se controla la temperatura del tanque, muy importante para los polluelos más jóvenes.

Dim lights Embed Embed this video on your site

Alimentación con presa viva.

Las bolas de alimento que llevan los padres están compuestas de multitud de insectos, que pueden contener insectos todavía vivos en el momento de alimentar al polluelo.

Algunos autores han escrito que la alimentación con presas vivas podría estimular el aparato digestivo.

Con vencejos alimentados con insecto vivo, parece que la saliva del vencejo ahoga rápidamente al insecto (según se observa al extraer el insecto de la boca a los pocos instantes).

Este vídeo muestra un polluelo de vencejo real con un gusano de seda aún vivo.

Dim lights Embed Embed this video on your site

El polluelo de vencejo acepta sin problema hasta dos gusanos de seda de considerable tamaño.

Dim lights Embed Embed this video on your site

Un polluelo de vencejo alimentado con gusanos de seda y gusanos de la miel.

Dim lights Embed Embed this video on your site

Toma de alimentación realizada especialmente para grabar este video.

Se observa el comportamiento normal de los polluelos cuando los padres llegan al nido, haciendo notar su presencia.

En el mismo tanque conviven pequeños polluelos de vencejo real y de vencejo común.

Lo que se muestra en el vídeo no es el procedimiento normal de alimentación. El protocolo desarrollado requiere agarrar al polluelo, para asegurar que todos coman y lo hagan de manera suficiente.

Un control diario del peso es la mejor manera de controlar un buen crecimiento del polluelo.

Dim lights Embed Embed this video on your site

 

Dieta Base, cuc de la farina

Polluelo de vencejo alimentado con la dieta de gusano de harina. Se observa la complementación con otros insectos.

Los polluelos se identifican con anillas numeradas para su seguimiento y control.

En casos necesarios, también son marcados con puntos de typex para permitir una rápida identificación de individuos en la misma caja.

Dim lights Embed Embed this video on your site

Alimentación con gusano de harina y cucaracha argentina.

Dim lights Embed Embed this video on your site

Se puede observar algún gusano de harina vivo que no causará ningún problema al polluelo.

Dim lights Embed Embed this video on your site

Las marcas de typex se pueden hacer en la cabeza, la espalda, codos derecho o izquierdo,... Esto facilita el control de peso haciendo una identificación rápida de cada polluelo en la caja, sin tener que causarle las molestias que conlleva identificarlo con el número de la anilla.

Dim lights Embed Embed this video on your site

El polluelo no ha aceptado el grillo; se lo podemos dar a otro vencejo.

Esto no lo haríamos entre polluelos que sabemos que pueden tener alguna enfermedad o condición contagiosa, o entre polluelos bajo tratamiento veterinario.

Dim lights Embed Embed this video on your site

Una atención más individualizada, dedicando más tiempo a cada polluelo, parecería más recomendable, pero de acuerdo a nuestra experiencia no parece imprescindible.

Sí debe tenerse atención especial para polluelos graves y con problemas para comer.

La atención individualizada también ha de realizarse en el control estricto del peso o el control del desarrollo del plumaje.

Quitando estas salvedades, la alimentación puede hacerse de forma rápida, como lo harían los padres en el campo, dando el bolo alimenticio y desapareciendo para buscar más insectos.

Entre hermanos, ya se acicalan, así que no tenemos que hacerlo nosotros.

Dim lights Embed Embed this video on your site

Alimentando sin parar.

Hay 300 polluelos más esperando. Se les da rápido, pero ninguno se queda sin comer.

Dim lights Embed Embed this video on your site